fg

La belleza de los lugares pequeños


Playlist: 
Jackson Breit & Carneyval - Use Me (Bill Withers) 
Henri Pfr & Ofenbach - Don't Worry Be Happy! 
Ulf Nilsson - Little By Little (Lulleaux & George Whyman remix) 
Locución: floritura dj 
Duración de la pista musical: 11:21 min. 




Al final, sólo se trata de hallarte escondida en la belleza de los lugares pequeños. Se trata de que yo intente sorprenderte con mi despliegue de palabras maravilla y tú consientas en mi disfraz de espantapájaros, de hojalata, de león cobarde. El asunto está en vivir a la búsqueda de los placeres simples, como el niño que bota su pelota, o el padre que enseña a su hijo a volar una cometa. Se trata de desayunar zumos con tostadas aunque tú estés allí y yo aquí, desayunar juntos sin prisa. Se trata de mi compromiso con intentar miradas que te subleven y te indemnicen los picores. Idear caricias inéditas. Labios hallazgo. Hablo de que aceptes las quimeras que me visten aunque ambos las sepamos harapos. Se trata de que me enseñes a traducir el viento, a caminar con barro rutina en los zapatos,a revelar los misterios de la brizna de hierba, a quitar los puntos suspensivos en los remites de mis cartas. El truco está en ver qué le deparan mis manos oleaje a tu geografía de arena que se desvanece. En jugar a marejada, a levante, a calma chicha. La historia es desterrar la congoja para reconocerte como a aquella chica formal por la que perdí las formas. Se trata, al fin y al cabo, de vestir tan bonitas tus ausencias que me parezcan una linda forma de estar a tu lado. Orquesta Pelota

El día de los pechos y las pequeñas caderas la ventana acribillada por una desapacible lluvia, lluvia arreciando como un pastor, nos acoplamos, tan cuerdas y tan locas. Yacimos como cucharas mientras la siniestra lluvia caía como moscas sobre nuestros labios y sobre nuestros ojos felices y nuestras pequeñas caderas. «El cuarto está tan frío con lluvia», dijiste y tú, femenina tú, con tu flor rezaste novenas a mis tobillos y a mis codos. Eres un producto nacional, un poder. Oh mi cisne, mi esclava, mi querida rosa de lana, incluso un notario daría fe de nuestro lecho mientras tú me amasas y yo me elevo como pan. Anne Sexton

0 comentarios: